10 Claves para vivir de vacaciones pero como un local

Muchas veces uno quiere vivir una vacación de “local” y no de “visitante”; quiero decir, sintiéndose integrado a la comunidad por el tiempo que dure el descanso. Soñar cómo sería vivir permanentemente allí donde eligió pasar unos días de ocio.

El experimento es posible en cualquier lugar, naturalmente. Pero por las múltiples oportunidades que ofrece en este sentido elegimos esta vez Miami para dar 10 claves para vivir allí como un local aunque sea por unos días:

Clave 1, Quedate: Si podés darte el lujo de no combinar el destino con ningún otro lado, mejor. Si te vas dos o tres semanas por ejemplo, no te tientes con ir a Orlando, al Golfo o a Key West restando, por ejemplo, una semana completa a tu estadía. Después, en la clave 10, te daremos algunos tips para aprovechar y conocer, pero siempre con la filosofía que lo haría cualquier vecino de Miami o vos mismo en la Argentina, pero no como el típico turista que para amortizar su boleto de avión quiere ir a cuatro lugares en 20 días.

Clave 2, no uses un hotel: Obviamente la primera opción vacacional para un turista clásico es el hotel. No es la onda de lo que proponemos aquí. Hay infinidad de variantes en Miami para usar departamentos o bien condominios con servicios de hotel, en donde se combinan lo mejor de los dos mundos.

Una de las mejores zonas para encontrar estas oportunidades es Sunny Isles, la comunidad que se desarrolló como municipalidad autónoma a partir de 1997 y que no ha dejado de crecer desde ese momento. Edificios con vista al mar con playa propia (no privada porque las playas son públicas en Dade) pero sí con servicios de reposeras, sombrillas y bar que hacen de cualquier vacación una delicia.

En ese sentido una de las propiedades que más ha desarrollado este concepto y que es muy concurrida por argentinos es el Marenas, al 18683 de Collins Av.

Allí hay departamentos completamente equipados para alojar cómodamente una familia entera o un grupo de amigos. Es la base para vivir como un local. Nada de frigobares y cafeteras. Aquí hay cocinas completas con heladeras como las de tu casa, con cocinas como las de tu casa y microondas como los de tu casa. Todos los departamentos tienen vistas impresionantes de la playa y de la ciudad y las comodidades te permiten manejarte como si fueras un residente local, cenando en una mesa y viendo luego tele en el living. Tenés tu propio garaje y un excelente servicio en la playa.

Clave 3, alquilá auto: Obviamente hoy en día el alquiler de auto es una costumbre muy instalada en el turista argentino. Pero para aquellos que justamente deciden quedarse todo el tiempo en Miami puede surgir la tentación de ahorrar ese gasto y no alquilar. Error. El transporte público en Dade no es bueno y aunque puede tener el costado de integrarte a la comunidad, te va a incomodar tu estadía. En todo caso sí, podés hacer la experiencia de tomar algunas de las conexiones de buses y Metrorail para ir, por ejemplo una tarde al Bayside, pero para vivir esos 15 o 20 días, alquilá un auto en el aeropuerto. Además te va a servir para sacar provecho de otras claves que te vamos a contar más adelante.

Clave 4, supermercado: Si hay algo que te mete de cabeza en el lugar y te mimetiza con los que viven allí es el supermercado. En el sur de la Florida la cadena Publix es muy popular y uno de sus establecimientos está justo enfrente del Marenas. Como el equipamiento del departamento es total, podés comprar como si estuvieras en tu ciudad: carnes, pollos, pizzas, frutas, las cosas del desayuno, en fin lo que te guste. Si querés ser más práctico, tenés heladeras completas de comidas congeladas listas para comer, previa pasada por el microondas. Y para la playa al mediodía, tenés ensaladas ya preparadas y decenas de diferentes sándwiches.

Clave 5, invita a amigos: Con la cantidad de argentinos que han mudado su vida a Miami es muy posible que tengas algún amigo viviendo allí. Una noche invitalos a comer “a tu casa” y prepará una comida de buen anfitrión. Otra posibilidad para los más sociables es que se hagan “buenas migas” en la playa en donde, repito, hay decenas de argentinos, que eligen la ciudad y el Marenas para vacacionar. Si entablas relación con alguno, planea una cena en tu departamento en donde, por ejemplo, cada uno puede llevar algo, para pasar un buen rato y charlar, como si estuvieras en tu propio ámbito.

Clave 6, un asado: Los norteamericanos han desarrollado como nadie el concepto de los parques públicos con servicios. Allí se pueden hacer picnics o hasta asados porque la mayoría tiene parrillas de carbón para el típico barbacue. En Publix te venden las bolsas de carbón (charcoal), los platos y los vasos descartables, las hamburguesas (o una buena entraña, si te animas), el pan, las ensaladas, en fin todo lo que precisas. y te podes ir tan solo unas millas al sur, al Halouver Park para pasar un día al aire libre (con mar incluido, por supuesto) o el Oleta River Park, tan solo unos minutos hacia el oeste, o a cualquiera de los muchos parques públicos que hay hacia el norte, desde Hollywood hasta Boca Ratón.

Haulover Park
Oleta Park

Clave 7, anda al cine: Apenas a un par de millas al oeste del Marenas por la conexión 856 que va desde Collins hasta Biscayne Boulevard, se encuentra el complejo del Aventura Mall, en donde funcionan los cines AMC 24. Si te manejas más o menos bien con el inglés, una noche andá a ver una peli con la familia y si estás como Tarzán anda igual para practicar: es increíble lo que te ayuda no tener subtítulos. (foto  cines)

Clave 8, compra en “plazas” interiores: Obviamente por más que estés en “plan local” las compras no pueden estar ausentes. Pero tratá de no ir a los lugares obvios. Las tiendas de descuentos (Marshall’s, Ross, Burlington, Nordstrom Rack, los  hipermercados Walmart y Target, los lugares de electrónica Best Buy, etc) tienen locaciones en las llamadas “plazas” que son un concepto comercial que los norteamericanos desarrollaron para reunir un mismo lugar, generalmente, semicircular, una serie de negocios, con su propio estacionamiento, por supuesto.

Entrá por el buscador de Google para obtener las tiendas más cercanas a donde te encuentres en estas “plazas” fuera de los grandes shoppings o outlets. Google Maps o Waze te llevan sin demora.

Clave 9, anda al club de la comunidad: Un día podes pasarlo en el Surfside Community Center. Si te alojas algo más al sur de Sunny isles, el Centro Comunitario de Surfside te permite usar sus instalaciones como si fueras un residente. Allí tenés piscina para adultos, pileta de toboganes para chicos, jacuzzis, y por supuesto un bar. Hasta podés tomar clases de fitness, beach yoga, pilates, aqua zumba, entre otras 90 tipos diferentes de ejercicios saludables.

El Shaka Jones Café está junto a la piscina y allí te preparan sándwiches, ensaladas, hamburguesas y helados.

Clave 10, armá un bolso y ándate: Lo del auto también te lo decíamos por esto: ármate un bolsito y ándate un par de días a un destino cercano. Lo ideal: la Costa del Golfo o algún cayo cercano. Ni Orlando ni Key West. Eso déjalo para otra ocasión. Ft Myers Beach, Naples o Captiva en el Golfo e Islamorada en los cayos, están a no más de una hora y media de Miami. Conseguite un bed & breakfast conveniente, reserva un par de noches por Booking.com y ándate dejando tu departamento armado en Marenas como si vivieras allí. Disfruta esos días como si fueran una escapada del trabajo. Y ya que estas, como justamente no estás trabajando, evita el fin de  semana y anda un martes para volver el jueves. Al cabo del break volvé al Marenas a seguir disfrutando como un local más.

Por Carlos Mira
Si querés apoyar a The Post Argentina, podés hacerlo desde aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.