Santander destina 100 millones de euros a iniciativas solidarias para combatir la pandemia del coronavirus

Santander va a destinar 100 millones de euros en todo el mundo a iniciativas solidarias para luchar contra el coronavirus. Los fondos se están utilizando en todos los mercados de Santander para comprar equipamiento médico y apoyar la investigación del virus mediante la colaboración con universidades y otros organismos.

Santander anunció en marzo la creación de un fondo solidario por importe mínimo de 25 millones de euros, financiado inicialmente con el 50% de la retribución (fijo y variable) de este año de Ana Botín, presidenta de Santander, y José Antonio Álvarez, consejero delegado, que decidieron cederlo al fondo; el 20% de la retribución de los consejeros no ejecutivos, y las aportaciones voluntarias de los empleados. El fondo ha crecido ahora hasta 54 millones de euros con nuevas contribuciones en los últimos días de los distintos países por medio de donaciones voluntarias de los empleados y de terceros, así como de fondos aportados directamente por las filiales del Grupo.


Ana Botín, presidenta de Banco Santander, dijo: “Queremos ser parte de la solución de esta emergencia sanitaria y económica sin precedentes. Nuestra prioridad es la salud de nuestros empleados, a la vez que damos continuidad al negocio y apoyo financiero a los clientes. También estamos haciendo todo lo posible para ayudar a los hospitales, al personal sanitario y a las distintas organizaciones y fundaciones que están trabajando para luchar contra el coronavirus. Hemos puesto a disposición de las autoridades sanitarias nuestra red internacional y nuestra capacidad global de compra para ayudar a gestionar las relaciones con los proveedores y distribuidores, de modo que el equipamiento y los suministros necesarios lleguen a las personas y a los lugares donde más los necesitan”.

Adicionalmente, Santander aporta otros 46 millones de euros redirigiendo fondos de determinados proyectos hacia iniciativas dedicadas a la lucha contra el coronavirus y a la protección de aquellos grupos vulnerables más impactados por la enfermedad en varios países. Unos dos tercios de esos fondos se han destinado a proyectos que están llevando a cabo universidades y centros de investigación en diferentes áreas y países, como la coordinación de la respuesta con las administraciones el fortalecimiento del sistema universitario en su transición digital, con especial atención a los estudiantes más vulnerables, y la investigación, tanto en vacunas, como fármacos y diagnóstico.

El banco sigue centrando su actividad en contrarrestar los efectos de la pandemia, con iniciativas específicas dirigidas a proteger la salud de sus empleados, apoyar a los clientes con liquidez para las empresas y soluciones financieras como moratorias de hipotecas y alquiler, aplazamientos del pago de préstamos para pymes y particulares, cobertura de seguros para COVID-19 y personal sanitario, suspensión de algunas comisiones y ampliaciones de los límites de las tarjetas de crédito, entre otras.

En España, Santander ha donado ya 4,1 millones de mascarillas para el Gobierno, las fuerzas armadas y la policía, distintos hospitales de toda España, además de en Cantabria y en Boadilla del Monte, lugares donde se encuentran las principales sedes del banco. Además, se han donado 500 respiradores no invasivos distribuidos por todo el país, 2.000 mantas para el Hospital de la Paz de Madrid, instrumentos de desinfección en residencias de ancianos en Madrid y ha contribuido al hospital de campaña de IFEMA con 2.000 camas, mantas y respiradores. También destacan otras iniciativas en colaboración con investigadores, empresas y diferentes ONG, como la compra de 500.000 litros de agua para los hospitales o el apoyo a proyectos para desviar capacidad de producción a la fabricación de mascarillas. Además, Santander Lease va a donar el importe de las tarjetas de carburante de directivos de los meses de marzo y abril. Adicionalmente, Santander ha recaudado dos millones de euros de clientes y terceros a través de iniciativas impulsadas por el banco, como la Liga Santander Fest, a través de los cuales ya se han comprado otros 115 respiradores y 400.000 mascarillas.

En Argentina, el banco donó $ 80 millones de pesos (el equivalente a 1,2 millones de dólares ó 1 millón de euros) para ayudar a paliar el brote de coronavirus (Covid-19) realizando contribuciones a distintas ONGs (Cáritas, COAS, Cruz Roja y la iniciativa Seamos Uno) para comprar equipamiento médico y kits de alimentos y limpieza para los sectores más vulnerables del país. Y destinó fondos a las universidades argentinas para contribuir al fortalecimiento del sistema sanitario mediante la investigación de fármacos, el desarrollo de terapias y de protocolos de cuidados para pacientes. Esas donaciones también se usarán para impulsar la capacidad tecnológica y de información del sistema universitario y para brindar apoyo a los estudiantes y docentes.

En Portugal, Santander participa en distintas iniciativas, junto con la Asociación Nacional de Bancos, la Asociación de Empresas y la campaña de liga de fútbol portuguesa “Unidos por Portugal”, con el fin de ayudar a las autoridades del país a hacer frente a la enfermedad, a través de la donación de material médico como respiradores y mascarillas. En Polonia, Santander ha realizado una donación de 2 millones de zlotys (440.000 euros) a hospitales con necesidades urgentes y, junto con clientes y empleados, ha recaudado otros 3 millones de zlotys para ventiladores, batas, máscaras y otros equipos médicos, mientras que en Reino Unido, Santander UK ha realizado donaciones a la Alzheimer’s Society and Age UK, para apoyar a los grupos más vulnerables ante esta pandemia.

En Brasil, Santander se ha unido a los principales bancos privados del país (Itaú y Bradesco) para comprar test rápidos, respiradores y otro equipamiento médico. En Chile, Santander participa en el Fondo Privado de Emergencia para la Salud de Chile, con el objetivo de conseguir 50.000 millones de pesos (unos 54 millones de euros), y también ha realizado donaciones a las fundaciones Techo Chile y Teletón. 

En México el banco ha puesto en marcha las becas #YoMeQuedoEnCasa para desarrolar competencias en idiomas y otras habilidades para mejorar empleabilidad. Y en Estados Unidos el banco ha reenfocado su programa de ayuda a las ONGs que dan servicios esenciales a la comunidad.

Finalmente, Santander Consumer Finance ha donado 380.000 euros en diferentes países europeos y en China, y 250 radios y 1.500 equipos de protección en varios hospitales españoles y polacos.

Santander también ha lanzado “Esto lo superamos juntos”, un espacio abierto y accesible para cualquier persona o empresa, sea o no cliente de la entidad, que contiene información y recursos con el fin de ayudar a superar la situación generada por el coronavirus. Este centro de recursos se adapta a las necesidades locales con webs propias de cada país, que contienen información de las autoridades oficiales y recursos digitales enfocados y actualizados al momento de la curva en el que se encuentran. “Santander All. Together. Now.” (Santander Todos. Juntos. Ahora.) es el lema que agrupa este esfuerzo colectivo del Grupo en todo el mundo para estar al lado de las personas que más lo necesitan en este momento.

Dejar comentario: