Instrumento de financiamiento en el mercado para MiPyMEs

Santander Argentina es la primera entidad financiera de Argentina en ofrecer a sus clientes MiPyMEs la posibilidad de descontar obligaciones de pago de grandes empresas a través de su Factura de Crédito Electrónica (FCE), un instrumento surgido en el marco de la Ley 27.440 de Financiamiento Productivo, que impulsaron en forma conjunta el Ministerio de Producción, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), la Comisión Nacional de Valores (CNV) y la Caja de Valores (CVSA).

El Banco ya comenzó a descontar Facturas de Crédito Electrónicas y tiene la operatoria habilitada a la cadena de proveedores de una importante empresa alimenticia. Se prevé operar con más de 50 MiPyMEs proveedoras de dicha firma en el próximo trimestre.

En países de la región, como por ejemplo Chile, las FCE movilizan el equivalente al 10% del PBI. En Argentina esta herramienta crediticia tiene un gran potencial de crecimiento y puede contribuir al desarrollo de las pequeñas y medianas empresas.

De acuerdo la normativa vigente, toda factura mayor o igual a 100 mil pesos que una MiPyME le emita a una gran empresa (de acuerdo con la categoría definida por AFIP) se genera automáticamente como Factura de Crédito Electrónica. Desde que dicho documento se confirma por el deudor, la MiPyME puede enviarla a custodiar y descontar a su banco. Para esto, está obligado a abrir una cuenta comitente específica para este producto.

Desde la cuenta comitente, la MiPyME podrá descontar la FCE bajo condiciones que estén alineadas con las políticas de ayuda y financiación a este tipo de clientes. El análisis crediticio recae sobre la gran empresa, a la cual se le otorga una línea específica para que las MiPyMES puedan descontar las facturas que los tienen como pagador.

El descuento de Facturas de Crédito se incorpora a la gama de instrumentos de financiamiento de capital de trabajo totalmente digital, en complemento del reciente lanzamiento del descuento de Echeqs, que en los primeros 10 días de mayo representó el 15 % del volumen de financiamiento a empresas.

Dejar comentario: