Un Oasis en el paraíso

77725122

El Marriott Residence Inn en Surfside, Florida es un hotel único en su tipo, donde uno se siente como en casa. Desde la misma llegada con su ambiente de cordialidad y calidez hasta sus comodidades, el hotel hará que se sienta completamente recompensado por su estadía aquí.

El hotel, recientemente inaugurado, se encuentra en una de las más increíbles playas de Miami beach. En Collins Av y la 92, está a solo 50 metros de la arena blanca donde el hotel tiene un servicio completo de reposeras, sombrillas, toallas y servicio de bar. También se puede alquilar paletas y pelotas en la playa. 

El personal es cálido y siempre está a su disposición. La propiedad ofrece bicicletas gratis para que pueda pasear por el sendero lindero a la playa- Las suites son deliciosas con camas king size y todo el confort que necesitas. Desde internet gratis de alta velocidad hasta un espacio de trabajo y un LCD de 42 pulgadas.

El hotel tiene un Mercado localizado en el lobby donde se puede comprar comida para cocinar en su propia cocina, sin tener que pensar dónde ir para comer algo. La cocina del departamento viene completamente equipada con vajilla, heladera grande y horno de microondas.

residence-inn-miami-beach

Surfside a su vez es el Nuevo destino top de Miami Beach. Después del desarrollo de Sunny Isles en los ’90 y los primeros años de los 2000, Surfside aparece como el nuevo destino privilegiado, con amenidades, restaurantes de primera como Ragazzi, por ejemplo, el icónico lugar de Ricardo Montaner en Harding y la 95 a solo tres cuadras del hotel; negocios, supermercado e incluso un Community Center con atracciones para todas las edades. El Marriott Residence Inn provee con pases libres al “Center” que incluye las canchas de tenis y acceso al Surfside Aquatic Center que incluye una pileta especial para chicos, con toboganes, una piscina para adultos y clases de gym. Este paquete cuesta U$S 22. por día. 

La vibrante y exclusiva comunidad de Bal Harbour, con sus famosos Bal Harbour Shops, está a solo 6 cuadras del hotel de modo que se puede ir caminando para disfrutar de un trago por la tarde, de alguna compra exclusiva o de una inolvidable pizza en Carpaccio.

Cruzando el puente de la Bahía, uno se encuentra con esas maravillas norteamericanas que son los parques públicos. Ni bien se desciende por Collins está el Hallouver Park con su faro característico su marina, su campo de golf de nueve hoyos, su área de camping y asados y su exclusiva playa de nudistas.

De nuevo en el hotel, el área de la piscina es deliciosa, con servicio completo, sombrillas rojas y un kiosko de servicio. Tiene un espacioso garaje donde se puede estacionar seguro desde su misma llegada.

El hotel ofrece desayuno buffett gratis, un bar abierto las 24 hs y un restaurante que abre desde las 17hs. Como se ve, nadie se lamentará de pasar unos días de vacaciones o de trabajo combinado con descanso aquí. Al salir, uno quedará cono solo una idea en mente: cuándo volver.