Miami de visita en Buenos Aires

La ciudad de Miami se presentó en Buenos Aires con un workshop para agentes de viajes que se desarrolló en uno de los salones del Círculo Naval.

Llegaron desde la Meca del Sur de la Florida representantes de varios establecimientos, desde shopping malls hasta hoteles a los que se sumaron aquí representantes de los más diversos servicios.

Entre los presentes estuvieron Nathalie Betancourt del famoso outlet mall Dolphin, que se encuentra a poca distancia del aeropuerto internacional de Miami, Gonzalo del Río, director de Ventas Internacionales del Hard Rock Café, Marie Jacq Lopez de los hoteles Kimpton y Gilberto Hurtado del Grand Beach Hotel.

En la embajada norteamericana, el Embajador Noah Mamet organizó una recepción para agentes, representantes y periodistas en donde reveló que, durante 2015, Buenos Aires fue el tercer consulado mundial de los Estados Unidos en conceder visas de turistas con 36000 en el año, detrás de Beiging y Shangai. Se trata de un dato absolutamente increíble teniendo en cuenta el ponderado de habitantes.

Mamet indicó que los gobiernos han acordado, desde el lado argentino. terminar con el pago de la Visa de reciprocidad para turistas norteamericanos , desde el lado norteamericano, eliminar la necesidad del trámite personal de visas para menores de 16 años y mayores 65 que desde ahora podrán hacerse enviando un simple email.

En ocasión del cóctel pudimos conversar con Andrés Duncan Paterson, el Gerente de Ventas para Argentina y Paraguay de American Airlines el carrier número uno entre Buenos Aires y los Estados Unidos, con más de 80 vuelos semanales.

Esta es parte de nuestra conversación: 

CM: Por favor háganos un resumen del negocio de AA específicamente en la ruta BUE-MIA.

ADP: American Airlines comenzó a volar la ruta a Miami en el año 1990 cuando compró ese trayecto a la desaparecida Eastern. Desde ese momento no dejamos de crecer en número de asientos cualesquiera hayan sido las circunstancias económicas durante estos 25 años. Siempre apostamos al país para lo que es el tráfico corporativo y vacacional.

En 2015 hemos transportados 310000 pasajeros “in & out” lo cual es un número muy importante. A raíz de eso este año estamos adelantando el ingreso del vuelo diurno para el 9 de octubre con lo que pasaríamos a tener tres vuelos diarios durante la temporada alta. Planeamos, en ese sentido, un crecimiento del número de pasajeros transportados con ese vuelo adicional sumado al cambio de avión para la ruta que comenzamos a volar desde el 9 de abril, un 777/300, que lleva 60 asientos más que lo que llevábamos hasta ahora.

ii_154cbdd005c04abb

CM: ¿En un plazo más mediato, la apuesta a la inversión que hace el nuevo gobierno la ve como con algún impacto en la industria?

ADP: Por supuesto. Todo lo que es turismo es un tema cíclico. En ese sentido, en el segundo semestre nosotros esperamos que a partir del segundo semestre se incremente notoriamente el tráfico corporativo, en la medida en que las relaciones de ese tipo de la Argentina y los EEUU se afiancen y crezcan. Por otro lado desde el ángulo receptivo de la Argentina, el volver a tener un único y libre tipo de cambio mejora las posibilidades de que el público americano venga a nuestro país.

En el workshop, conversamos con Marie Jacq Lopez de los hoteles Kimpton.

CM: Contanos cuales son los hoteles Kimpton en el área de Miami

MJL: Bueno, para los argentinos es muy conocido el Surfcomber que está en la playa en Collins y la 17 pero estamos empezando a posicionar en la Argentina otros dos hoteles el “Anglers” en Washington y sexta y el “Epic” que está en Downtown, muy cerca del puerto de Miami, del nuevo Art District Wynnwood y a cuatro cuadras de Brickell Av y a 15’ del aeropuerto de Miami.

Ahora entre la séptima y la octava calle, en Brickell, (a dos cuadras del Epic) están construyendo el Brickell City Center un mal pequeño pero muy high end con Saks Fifth Ave, Neiman Marcus, Hermes, Prada Louis Vuitton con lo que ya no será necesario ir a otros lugares para biscar estas tiendas, pudiéndose uno quedar en un ambiente agradable, cercano y divertido.

19060192475_7e71fb19e3_b

El Anglers, por otro lado, es un hotel encantador boutique de 44 habitaciones, cerca de todas las tiendas principales de South Beach y a dos cuadras de Ocean Drive. O sea que uno puede ir a comer a pleno ruido y luego volver a un hotel tranquilo y sosegado.

Ahora, lo interesante del Anglers es que en poco tiempo el hotel pasará a tener 120 habitaciones, en mayo de 2017.

ii_154cbe395010b383

El Surfcomber es muy conocido por los argentinos, muy agradable, de 183 habitaciones, en la playa, a una cuadra de Lincoln Rd, muy y a tres cuadras de Ocean Dr, así que allí se estaciona el auto y ya no hay necesidad de usarlo porque todo está a distancias que se hacen caminando.

ii_154cbdb20d2eb0c9

Kimpton fue adquirida por IHG, es decir por el grupo de hoteles Intercontinental con lo que los Kimpton ahora ofrecen café gratis de 6 de la mañana a 10 y la hora social, con vinos, de cinco a seis de la tarde. También tenemos wi-fi complementario y –algo increíble- bicicletas en cada uno de los cuartos para salir a andar por la calle.

El mercado argentino está creciendo no solo en la playa sino también en el downtown, lo cual es muy bueno.

Gilberto Hurtado del Grand Beach nos explicó las dos propiedades que tienen en Miami Beach, una en la 48 y la otra en la 94.

El hotel de la 48 está en la playa, con sofisticadas suites, todas blancas, con vistas al océano, a la bahía o a la piscina. Todas tienen wi-fi gratis, puerto para iPods, minibars y ventanales del techo al piso con balcones. También tiene habitaciones de dos cuartos y dos baños, ideales para familias.

Se pueden usar libremente las sillas de playa y las sombrillas, también cuenta con dos piscinas descubiertas y en el séptimo piso una piscina solo para adultos, Tiene un fitness center de 24 hs y un restaurante de comida internacional. 

El hotel de Surfside está a 4 km del Parque Haulover donde se encuentra la única playa nudista de Miami, y a 12 km del centro de entretenimientos e hipódromo Gulfstream.

Las habitaciones van desde estudios a departamentos de 3 cuartos, con balcones, wi-fi gratris y amenidades similares al Grand Beach de la 48.

El hotel tiene 6 piletas de agua caliente y 5 piscinas, un restaurante francés que da a la playa, un salón en el último piso y un área de bar. También cuenta con su fitness center, una spa de tratamientos de belleza y acceso a la playa con sillas y sombrillas gratis.

437808_53_z