Los cien primeros días de Hillary y de Trump

trumpclinton_101716getty

Los candidatos que hoy a la noche se convertirán -uno u otro- en presidente electo de los EEUU han elegido el único diario nacional, el USA Today, para dar sus alegatos finales, entes de la crucial votación, quizás la más bizarra de los últimos años.

Repasemos un resumen de ambos:

Trump ha dicho que desde el primer día se dedicará desmantelar el sistema conocido como Obamacare, que, según él, ha destruido la salud pública.

En segundo lugar, se dedicará a revisar los tratados de libre comercio que EEUU ha firmado, empezando por el histórico NAFTA que lo une a Canadá y México. Del mismo modo dijo que atacará las causas por las cuales China se ha llevado -según él- los trabajos americanos. (Muchos aquí le recuerdan que la ropa que lleva la marca de su hija, Ivanka Trump, dice “Made in China” en la etiqueta)

En tercer lugar, dijo que se dedicará a establecer un sistema educativo por el cual los padres puedan elegir libremente el colegio de sus hijos, incluyendo a los millones de afroamericanos e  hispanos, que son pobres y que no tienen una educación de calidad.

Atacará la corrupción de Washington y lo que él considera un sistema de fraude y conspirativo contra la voluntad de la gente y contra los intereses del país, para favorecer los de una “clase”, precisamente, la de los políticos.

Asegura que el país no puede darse el lujo de tener un presidente bajo investigación judicial porque tiene muchos problemas por resolver, como dando a entender que si gana Clinton los republicanos no le darán descanso e impulsarán investigaciones que la sacaran del foco que todo presidente debe mantener para gobernar bien el país.

Ha creado un “Contrato con América” (www.thetrumpcontract.com) por el cual se compromete  a ofrecer un histórico plan pro-crecimiento, creando 25 millones de puestos de trabajo. Dice que le bajará los impuestos a la clase media en un 35%; que eliminará la innecesaria legislación que impide que las empresas tomen trabajadores.

En ese “contrato” dice que asegurará las fronteras, detendrá la inmigración ilegal y mantendrá a los musulmanes radicales fuera de los EEUU. En materia judicial, promete nombrar jueces de la Corte, si es que se producen vacantes, que respeten el sentido original de la Constitución.

Ahora, Hillary. Sus cuatro prioridades para los primeros 100 días son:

1.- Poner en marcha el más ambicioso programa de empleo desde la Segunda Guerra Mundial. Básicamente invirtiendo en infraestructura y en las industrias manufactureras. Trabajar en energías renovables para que cada hogar norteamericano pueda contar con ese tipo de energía en la próxima década.

Simplificar los trámites para que las pequeñas empresas puedan comenzar a funcionar y a tomar empleados.

Dice que esos fondos para estos programas saldrán de los bolsillos de los que más tienen.

2.- Introducir una reforma inmigratoria general que cuente con el apoyo de los dos partidos para mantener a las familias unidas, crear un camino hacia la obtención de la ciudadanía, asegurar las fronteras y bajar las tasas de criminalidad.

3.- Reformar el sistema de financiamiento de la política para que el dinero sirva a la gente y no a las corporaciones políticas.

4.- Introducir una reforma del sistema judicial criminal. Hillary dice que mucha gente va presa por crímenes menores y otra anda suelta por la calle por delitos mayores.

Hillary dice que Trump es el campeón de las divisiones, del racismo y del resentimiento. Que la campaña demostró quién es Donald Trump y ahora la elección debe demostrar quiénes son los Estados Unidos. Trump dice que la Justicia no pudo encarcelar a Clinton y que la boleta electoral debe hacer justicia con ella.

Las cartas están echadas. Más allá de que aquí esa pavada de la veda no existe y los candidatos pueden seguir haciendo campaña por el país hasta el mismo día de la elección, ya todo se ha dicho.

Esta elección será recordada por décadas. Ha reunido a los dos personajes de peor imagen en la carrera presidencial desde que George Washington fue elegido en 1781. No solo los EEUU sino el mundo entero será impactado por lo que ocurra hoy a la noche.

Hace muchos años que conozco este país. Nunca lo vi tan dividido. Ojalá el pueblo elija cicatrizarlo.

Hasta nosotros dependemos de eso.