El paro de ayer

ii_15b491f37794bac5

El paro nacional al que convocó la CGT para el día de ayer dejó varios puntos para el análisis.

En primer lugar se confirmó que se trató de un paro sin ton ni son; un paro inútil, al que los caciques del peronismo fueron llevados por su competencia con la izquierda radicalizada en cuyo juego cayeron.

Esa izquierda -que no quiere la democracia y que, como en todos los lugares que tuvieron la desdicha de padecerla, lo único que pretende es la instalación de una dictadura de hambre y miseria igualitaria excepto para la nomenklatura que se hace del poder- pavoneó su violencia de costumbre, la delincuencia propiamente inherente a la naturaleza de sus ideas y la pretensión de ejercer la fuerza para obtener sus propósitos.

El paro también demostró que quienes lo incitaron y quienes cayeron en la trampa de convocarlo tuvieron que apelar a ese componente violento para asegurarse los resultados. De haber dejado a la gente libre, el cachetazo que sufrieron hubiera sido aún mayor. En la ciudad de Buenos Aires, estos delincuentes, hasta les robaron los asientos a las bicicletas que el gobierno dispone para uso público para que la gente no pudiera movilizarse. Son una verdadera lacra.

El miedo, la amenaza física, el patoterismo delincuencial, en fin, todo el abanico de amenidades de quienes no tienen argumentos para hablar, fue puesto al servicio de que la gente no trabaje aun cuando tuviera la libre voluntad de hacerlo.

También quedó demostrado que el gobierno cuenta con un enorme respaldo popular para aplicar el llamado “protocolo antipiquetes”. Fueron decenas de miles los comentarios en redes sociales con imágenes incluidas sobre cómo recibió la gente decente el accionar de la gendarmería y las fuerzas de la policía.

El paro fue útil también para comprobar que no había un solo motivo para convocarlo y que su organización y ejecución tuvo solamente una finalidad política.

Para ampararse en algo, varios dirigentes admitieron la naturaleza política de la medida diciendo que querían forzar un cambio en la política económica “neoliberal”del gobierno.

Por enésima vez digamos que no existe un solo filósofo, ni una sola obra de la intelectualidad económica que se denomine “neoliberal”. La palabra fue un invento izquierdozo que supone que por el mero agregado del prefijo “neo” se puede ensuciar cualquier término, cualquier idea y cualquier creencia. El “neoliberalismo” no existe más que en la mente de aquellos que quieren que exista para hacerle creer a la gente que eso es algo parecido al infierno.

Lo que sí existe es el liberalismo, la doctrina filosófica que sacó al mundo de la oscuridad del medioevo y la depositó en la modernidad; el conjunto de ideas que triplicó la expectativa de vida al nacer; la idea que hace viable que miles de millones de personas accedan a los enseres de confort que hace apenas 400 años ni los nobles de los palacios disfrutaban, desde la luz eléctrica y las comunicaciones hasta una simple aspirina en la mesita de luz.

Pero aun así, para todos los ignorantes que protagonizaron el paro de ayer, les informamos que el gobierno de Cambiemos dista años luz de ser un gobierno “liberal”. La Argentina sigue siendo uno de los países de economía más cerrada del mundo (como consecuencia de lo cual cada vez hay menos trabajo), las importaciones de 2016 (si es que se lo quiere medir por ese engañoso y raquítico indicador) fueron inferiores a las de 2015, el presupuesto social de la administración de Macri superó en mucho a los más generosos del kirchnerismo y las regulaciones a las que está supeditada la economía en general y la actividad privada en particular son de tal magnitud que, una vez más, solo la ignorancia más supina (o la “ladinez” más rastrera) puede explicar que alguien diga que estamos frente a una política económica liberal.

Si los muchachos de la izquierda y los pusilánimes dirigentes del sindicalismo peronista quieren inflación que lo digan; si quieren que los puestos de trabajo se pierdan porque las fabricas no solo no vienen sino que cierran, que lo digan; si lo que quieren es voltear al gobierno democráticamente elegido para tomar el poder por la fuerza e instalar una elite rica a expensas de un pueblo mísero, que lo digan; si lo que quieren es que al gobierno le vaya mal (“cuanto peor, mejor”), que lo digan.

Por el otro lado el gobierno también deberá sacar sus conclusiones. El tiempo del miedo debe acabar en la Argentina. El no hacer las cosas que hay que hacer por el temor a lo que le pueda parecer a los muchachos peronistas debe dar paso a una comunicación franca y directa para que la sociedad sepa quién defiende los intereses generales y quienes -escudándose en el nombre del pueblo- solo persigue intereses propios a costa del hambre y la miseria de las mayorías que dicen defender.


  • machaco perdojian

    EL POGO DE LA MISA DEL INDIO SOLARI.-
    UNA EVIDENCIA GROTESCA DE LA MASIFICACIÓN DE LOS POPULISMOS
    HOY SON LAS MANIFESTACIONES DEL POGO-POPULISMO-AUTORITARIO,
    SINDICAL, PERONISTA, DE DD.HH..-
    Los de cambiemos son democráticos republicanos, no ofrecen POGOS ….
    … y la calle a ellos, LA OPO, les da un POGO a la agente!!!!!!

    “POGO”: Es cuando los seguidores se unen en RITO, que cuando
    mas alcohol y drogas hayas incorporado a tu cuerpo mejor (osea cuando
    más haya perdido tu individualidad) allí con la música y frases
    desquiciadas a un volumen máximo, todos gritando a toda voz,
    “bailando en masa chocándose hasta caer desmayados y colapsados,
    tratando de exorcizar los mas bajos e inconscientes emociones e
    instintos, y en esa catarsis chamánica sentirse purificado.

    La conclusión inconsciente es: “Que la masificación me purifica es buena”
    … de alli saltar a:

    “TOOOODOS JUNTITOS SALTAREEEEEREMOS” ……
    y como siempre dareeeeeemos un grito de corazóooooooon
    ¡Viva Perón! ¡Viva Perón!
    Expandiendo nuestro ESPÍRITU a todo el estadio convirtiéndonos
    EN UNA SOLO SER CON EL CHAMÁN (LIDER) MAYOR, EN UNA UNIÓN
    MÍSTICA QUE NOS HACE SENTIR PODEROSOS.-
    *) Igual que en los boliches alcholizados y drogados, con luces sicodélicas.-
    *) Igual en la Barras Bravas con los borrachos del tablón.-
    *) Igual en las manifestaciones masivas, adornadas con música tetra y
    comida gratis.-
    **) Y con las banderas, los bombos, pasacalles, camisetas alusivas,
    gorros, caras pintadas, haciendo vivir en
    forma exaltada, esa REALIDAD-IRREAL CREADA POR DIABÓLICAS MENTES QUE
    MANEJAN EL INCONSCIENTE COLECTIVO DE LAS MASAS
    *) Recordemos los POGOS-ACTOS KAKAS, DE KI-STALIN,

    CON MÚSICA DE ROQUEROS Y MURGUEROS, EN UNA OBRA DE JAVIER GROSSMAN.-

    EL DELIRANTE ACTO DEL BICENTENARIO DE 1810, CON GRÚAS QUE HACÍAN DE JUEGOS DE PARQUE DE DIVERSIONES.-
    EL PAGO DE DE MUCHA $$$$ PARA QUE ACTÚEN ARTISTAS EN LOS ACTOS
    *) GOEBBELS PURO.- HITLER ASESORADO POR DIRECTORES
    DE ESCENA, PARA ACTUAR EN LOS ACTOS.-
    Para Cambiemos /democrática y su cultura NO SON LAS MANIFESTACIONES
    ….. pero para la opo masificada, es lo que
    LAS TRATA DE UNIR EN UNA ARGAMASA SÓLIDA QUE VOTA