A confesión de parte…

El pelotudo (tal la denominación oficial que le dirigió Cristina Fernández) de Oscar Parrilli acaba de decir que a Maduro le pasa “lo mismo que a nosotros: lo critican por sus aciertos, no por sus errores…”

Simplemente a vuelo de pájaro (que podría ser el misterioso alado que conversaba con él habiéndose encarnado previamente del espíritu de Hugo Chávez) podríamos enumerar los siguientes aciertos de Nicolás Maduro (todos ellos verificables por la simple comprobación empírica y por los miles de relatos que hoy se conocen a través de los venezolanos que han escapado del régimen, muchos de ellos hacia nuestro país)

 

1.- Un país entero sumido en el hambre. Literal: la gente no tiene lo que comer

2.- No tienen ni papel higiénico para limpiarse el traste

3.- Pueblo entero sin medicinas, ni servicio de salud. Se está pidiendo un corredor humanitario hacia Colombia para casos desesperantes.

4.- Creación de bandas de pistoleros paramilitares armados y equipados por el gobierno para asesinar gente por la calle.

5.- Supresión de la Asamblea Nacional

6.- Anulación del sistema judicial independiente

7.- Gobierno militar de hecho

8.- Encarcelamiento sistemático de opositores

9.- Suspensión sine die de las elecciones que deberían haberse verificado ya el año pasado

10.- Supresión de los derechos políticos de los opositores

11.- Incremento exponencial de las villas miseria. De hecho Caracas ya es una enorme villa

12.-Incremento exponencial del narcotráfico con financiamiento y logística estatal

13.- Incremento exponencial del delito

14.- Incremento exponencial de la inflación

15.- Sometimiento de la población al racionamiento

16.- Salario promedio mensual de U$S 10

17.- Saqueo completo de la mayor riqueza material de la nación, esto es, el petróleo

18.- Asociación del país con cuanto delincuente internacional se anote en la tarea de generar zozobra (Irán, Angola, Cuba, etc)

19.- Éxodo de ciudadanos hartos de buscar algo en los tachos de basura y de ver como la vida se les consumía en la miseria

20.- Creación de una casta estatal y paraestatal que goza de privilegios negados a la población (ellos no hacen cola para conseguir comida, tienen autos, papel higiénico, aire acondicionado y demás enseres del confort que antes eran comunes en Venezuela y ahora solo disfrutan ellos.

 

Esta se trata de una simple lista –repetimos- a vuelo de pájaro- de las delicias del comunismo. No hay centímetro cuadrado de la Tierra que haya tenido la desgracia infame de sufrirlo que no haya pasado por las mismas consecuencias: hambre, muerte, cárcel, supresión de derechos, desigualdad de una nomenklatura rica y privilegiada a expensas de un pueblo pobre y miserable… En fin, siempre lo mismo. En la Unión Soviética, en Cuba, en Angola, en Venezuela, en Alemania Oriental en todo lo que fue la Europa detrás de la “cortina de hierro”… Siempre lo mismo: hambre, miseria, y dictadura.


Pero no obstante siguen rompiendo las bolas: hablan, gritan, reclaman. Con esa infame bandera roja con la imagen del impresentable asesino carnicero de Ernesto Guevara, echando mano a cuanta mentira y complot puedan… Son incorregibles y ni las miserias que producen los hacen rendir.


No hay dudas que si el pelotudo de Parrilli y los muchachos de la banda al mando de Cristina Fernández hubieran mantenido el poder en la Argentina ese era nuestro horizonte, nuestro futuro y nuestro escenario. Lo han dicho ellos, no yo: “A Maduro lo critican por sus aciertos, igual que a nosotros”. No hay dudas de que ese era el modelo y de que ese hubiera sido nuestro presente.


La deuda que el país tiene con Cambiemos y con Sergio Massa probablemente nuca pueda ser saldada. El ex intendente de Tigre (más allá de sus agachadas posteriores, del desperdicio que significó que no haya podido entender a tiempo que él y Macri podían organizar un país diferente si él hubiera querido) fue fundamental en el 2013 cuando, con su triunfo en la provincia de Buenos Aires, abortó el proyecto de “Cristina Eterna”.


Y naturalmente Cambiemos al haberle dado a una porción suficiente de la sociedad una herramienta para desalojar a aquella carroña del poder, interrumpió un camino seguro a la miseria y a la dictadura.

El gobierno de Macri tendrá todos los errores que queramos marcarle. Pero ninguno de ellos podrá nunca borrarle el mérito de haber salvado a la Argentina de la vergüenza y la inanición.